Crónicas: Partidos de IDA de los Octavos de Final de la Copa del Rey

C. A. Osasuna 0–2 Valencia C. F.
- Dani Parejo, min. 47.
- Roberto Soldado, min. 93.

El Osasuna salió en tromba sabiendo lo que se jugaba, forzando varios saques de esquina en los primeros minutos de partido, pero en ninguno se logró una clara ocasión de gol. A partir del minuto diez, el Valencia empezó a dominar el encuentro, lo que le duró la presión al equipo navarro. Se apoyaron los valencianos en la banda de Feghouli, el cual desbordaba pero nadie remataba sus centros. En el minuto treinta, hubo una mano de Ricardo Costa en el área ché, pero Pérez Lasa no señaló penalti. Justo después, Jonas falló un mano a mano frente a Riesgo.

Según comenzó la segunda parte, Parejo fue víctima de una falta al borde del área y él mismo, con un buen lanzamiento metió el primer gol del partido. Con el gol, el Valencia jugó más cómodo y llevó completamente el peso del partido, aunque Mendilibar intentara despertar a su equipo con cambios ofensivos. El conjunto valencianista disfrutó de otros dos uno contra uno pero fueron errados ambos. Nino pudo empatar casi al final del partido pero su remate se fue fuera. En el descuento Soldado se aprovechó de un rechazo de Riesgo para empujarla a la red y poner el segundo en el marcador.


Córdoba C. F. 0-2 F. C. Barcelona
- Messi, min. 11, 74.

Los andaluces salieron muy enchufados llevados por una afición enorme, que no dejó de animar a su equipo en ningún momento del partido. En un fallo de Pinto, el propio portero tuvo que estirarse y sacar un balón de la escuadra en los primeros minutos y vio cómo el Córdoba llegaba con peligro con Dubarbier y Pedro. Pero poco le duró la alegría a los de Berges, ya que después de una buena triangulación, Thiago terminó rematando desde fuera del área a la cruceta, el rechazo cayó a pies del Barça, que después de dos pases, Pedro hace que Villa se plante solo en el área y éste le regale el primero a Messi a puerta vacía. Los locales no se vinieron abajo y siguieron apretando ante un Barcelona que se hacía con el control del juego e intentaba entrar con Villa en profundidad.

En la segunda parte, los culés lograron el control total del juego en un césped que presentaba unas muy malas condiciones. Messi erró un mano a mano ante Saizar y dio a Villa otro balón para quedarse solo, pero la echó fuera el siete. Pedro tuvo otra a pase de Xavi, pero también la envió por encima del larguero. El segundo lo enchufa Messi después de que Thiago abriera a Alexis a banda derecha y éste, sin controlar, se la pusiera por delante de la defensa al argentino para que, con un simple toque, la cruzara al segundo palo. Los azulgrana dominaron el resto del partido ante una afición enorme, como demostró la del Córdoba en El Árcangel.


R. C. D. Mallorca 0-5 Sevilla F. C.
- Álvaro Negredo, min. 13, 18.
- Gary Medel, min. 26.
- Botía, min. 47.
- Luna, min. 84.

Los de Caparrós (casi todos suplentes) salieron dormidos al partido, en el que parecía que se habían unido con la poca afición que asistió al Iberostar. Tuvo una ocasión a principio de partido Arizmendi y poco más, a partir de entonces dominó completamente el Sevilla. Negredo de cabeza en un saque de esquina y posteriormente con un doble remate a pase de Manu del Moral colocaba un marcador bastante apetecible para la vuelta, entonces apareció Jesús Navas para regalarle el gol a Medel con un precioso pase, que éste rematando al final forzado, terminó batiendo a Aouate en el mano a mano. Giovani tuvo un penalty en el tiempo añadido, pero Palop se la adivinó y despejó.

Al salir de los vestuarios, todo siguió igual. A los dos minutos de la segunda mitad, una falta desde la banda derecha del Sevilla, termina en forma de centro que se pasea por toda la defensa del Mallorca, y mientras todos miraban, Botía apareció en el segundo palo para empujarla. Con el cuarto, los de Míchel se dedicaron a dormir el partido, exceptuando una llegada de Reyes que Aouate despejó espectacularmente. Terminando el partido, una internada por la banda derecha de Navas , que termina en centro raso al área, lo aprovechó Luna para meter el quinto y dejar sentenciada la eliminatoria.


C. Atlético de Madrid 3-0 Getafe C. F.
- Diego Costa, min. 18, 87.
- Filipe Luis, min. 79.


El partido empezó con los dos equipos con gran intensidad, especialmente con varias llegadas de los azulones en las que se tuvo que esmerar el belga Courtois. Pero los del Cholo aguantaron a gran nivel durante todo el encuentro y eso hizo que a los dieciocho minutos, un balón largo por la derecha terminara en penalty a favor de los colchoneros, tras un derribo de Miguel Torres a Diego Costa, que el brasileño se encargó de transformar. Antes del descanso, el Atleti tuvo la última, pero una buena parada de Moya y Alexis que la salvó bajo palos de chilena, evitaron el segundo.

La segunda parte fue totalmente rojiblanca. Arda y Diego Costa tuvieron varias ocasiones, entre ellas una de éste último que terminó en chilena en el área pequeña pero el balón llegó justo a las manos de Moya. Después de varios disparos desde fuera del área, en uno de ellos de Arda, tocó en la base del palo y le cayó a Filipe a portería vacía después de la estirada del portero visitante. El tercero lo convirtió Diego Costa en un mano a mano, después de un enorme pase de Gabi al hueco que le plantó solo, aunque se pidió falta del mediocentro en la recuperación, acción que sí lo pareció.


Real C. Celta de Vigo 2-1 Real Madrid C. F.
- Mario Bermejo, min. 55.
- Bustos, min. 77.
- Cristiano Ronaldo, min. 86.

El partido, como parecía lo normal, lo empezaron dominando los de Mourinho. Pero fue un espejismo de lo que resultaría el partido, ya que al poco tiempo los vigueses se empezaron a hacer con el dominio del encuentro. Las ocasiones empezaron a llegar del lado local, la mayoría de las veces a balón parado por medio de Park, que no pudo materializar ninguna. Bermejo tuvo otra de cabeza en un córner, pero se fue rozando el palo de la portería de Adán.

Después del descanso, el Celta seguía dominando bajo la lluvia que caía en Balaídos. El Real Madrid con la entrada de Özil en el descanso mejoró enormemente su juego, tanto que las mayores llegadas al área las protagonizaba el alemán. A los diez minutos, una llegada por la izquierda de Krohn Dehli, después de un quiebro y un gran centro, apareció en el segundo palo Mario Bermejo que sólo tuvo que pegarle raso para empujarla al fondo de la red. Después del gol, el partido siguió igual y tras un error de Pepe al sacar de banda y una pérdida de Xabi Alonso, el balón cayó a pies de Bustos que sin pensárselo, soltó un latigazo que terminaría colándose por la escuadra. Entonces los visitantes se vinieron arriba, pero con poca fortuna y algún disparo de Cristiano y de Modrić que atrapaba bien Sergio. Hasta que apareció Alonso. El de Tolosa se inventó un pase por encima de la defensa que Ronaldo finalizaría rematando y en el que Sergio no pudo hacer nada.


Levante U. D. 0-1 Real Zaragoza
- Aranda, min. 90.


Los dos equipos actuaron con los menos habituales. Aún así, el Levante sabe que su juego depende de la contra y no le importó ceder el balón al Zaragoza. Y así fue, los maños se apoyaron en las bandas con Wilchez y Álamo, que encararon una y otra vez a los laterales granotas, pero que no estuvieron muy acertados en los centros. Cabe destacar la seguridad de la defensa maña, pero por supuesto de Loovens. También a Movilla que supo llevar el peso del partido cuándo y cómo quiso.

El Levante lo intentaba al contraataque, pero no conseguían inquietar a Leo Franco. El Zhar con varias internadas fue de lo más destacado, ya que Juanlu no tuvo su noche. Sin ninguna ocasión de gol, un contragolpe en el cual Aranda podía haber abierto a sus compañeros, se encargó de meter un golazo, picándola desde fuera del área. Un golazo en la prolongación, que podría valer un pase a cuartos de final.


U. D. Las Palmas 1-1 Real Betis Balompié
- Rubén Castro, min. 66.
- Chrisantus, min. 84.


Poco en la primera mitad, que, aunque se notara poco la diferencia de categoría, las mejores ocasiones fueron para un Betis que se encontraron en la portería amarilla a un Barbosa muy inspirado.

En la segunda parte, Pepe Mel tuvo que tirar de banquillo y sacar a Beñat y Rubén Castro, que ayudaron a los andaluces a dominar el partido. Así ocurrió, llevaban el peso del encuentro con alguna que otra ocasión, hasta que apareció el ex amarillo Rubén Castro para materializar el primero. Un Rubén Castro que se encontró la pitada de los catorce mil aficionados que se dieron cita en el Estadio de Gran Canaria, y aunque él no lo entendiera, muchos ponen de excusa las últimas visitas del jugador a Las Palmas con otros equipos y que al marcar, celebrara sus goles señalando su nombre en la camiseta. Aún así, perdonó alguna ocasión para materializar el segundo, y aparecieron Momo, Thievy y Chrisantus para inventar el empate. Después de que Thievy regateara a Amaya por velocidad, se la regaló a Chrisantus para que sólo tuviera que empujarla y colocar un marcador que deja abierta la eliminatoria para la vuelta, aunque con una ligera ventaja para el Betis por el gol fuera de casa.

@ZlatantfOficial

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Castolo: "La relación con Minanda era una bomba de relojería"

Las tenistas femeninas son unas cachondillas

El hijo de Salomon Obama triunfa en el juvenil